jueves, 30 de junio de 2016

Ya soy abuela. ¡Bienvenida Vega!


Hola a todas. Por fin llegó el día. Con el cambio de luna y el solsticio de verano llegó Vega, un poco antes de tiempo pero sana y guapa.

Y como os decía en la entrada anterior, la espera ha estado entretenida haciendo cositas para ella.



Un bolso de maternidad para llevar las cosas de la niña al hospital y cuando viaje.
Elegí un coordinado de telas que me gustaron aunque no sean de bebé, así la usará más tiempo.


En medio de las telas he puesto estabilizador, era la primera vez que lo usaba y me ha gustado mucho el resultado, da mucho cuerpo y no pierde la forma sin que quede tieso.


Por dentro una de las telas y ribeteado

Tiene bastante capacidad y fue del gusto de mi hija





Un par de capas de baño





Un par de arrullos que dudo si los usará mucho aunque son de rizo para que no den demasiado calor



Un cambiador 



con el neceser por un lado transparente para que se vea rápido lo que contiene







Y varios baberos



Éstos para cuando lleguen las papillas de frutas, jejej






De momento me doy un descanso con la aguja. Ella merece atención y también ando con otras cosas.


Un beso para todas las que compartís conmigo esta alegría

jueves, 19 de mayo de 2016

Una minicuna para mi nieta


Hola!! Desde que supe que iba a ser abuela, me empezó a rondar por la cabeza hacer una minicuna a mi nieta, no sabía si sería capaz, pero tenía ese capricho y me hacía ilusión. Poco a poco fue madurando la idea.

La estructura de madera fue cosa de mi hijo que adaptó a la medida del colchón que es estándar


Lo demás quedó en mis manos. Lijado y pintura de la madera, dos telas combinadas con relleno gordito en medio y debajo del volante cremalleras para desenfundar cuando se quiera.
Tuve alguna duda pero le preguntaba a Ludi y ella siempre tiene la solución.



He quedado  contenta con el resultado, más que aceptable y a los papás les ha gustado mucho, así que la cuna que habían comprado quedará aparcada de momento.

La sabanita, con variedad de  colores y puntos...


Con un osito dormilón en una nube...




y por último la colchita


el osito sigue durmiendo, cambió la nube por la luna.


No elegí buen día para hacer las fotos, estaba nublado y no han salido bien.

Y he acabado por hoy. Sigo haciendo más cosas para Vega que os enseñaré en otra ocasión.

Gracias por vuestras visitas

lunes, 11 de abril de 2016

Mi cajón de imprenta



Hola a todas, éste es mi cajón de imprenta, una aventura que me ha tenido entretenida más de un año. Los primeros que vi, de casualidad, porque no sabía de su existencia, fue en algunos blogs franceses y eran verdaderas preciosidades.
 Claro! ya luego vi que las mujeres españolas no iban a ser menos y hay muchísimas que lo habéis hecho ya.



Empecé buscando uno por internet, ya que son los auténticos cajones que había en las imprentas y servían para guardar en sus cajoncitos los diferentes tipos de letras. Con la llegada de las nuevas tecnologías quedaron en desuso.




Estaba bastante bien conservado, sólo grasa y marcas a lapicero, nada que una buena jabonadura no  resolviera. Lo siguiente, conseguir el acabado de la madera, o sea, lija, tinte de nogal, lija y barniz mate.


Llega la parte creativa, y no he querido que fuera monocolor, que tengo varios colores favoritos a los que no he querido renunciar. Pero he visto muchos cajones monocromáticos divinos.
Lo primero, buscar un alfabeto para hacer honor al cajón, elegí éste. La tela lugana y bordado 1/1, o sea, una sola hebra y un hilo de trama para cada punto de cruz.


Lo demás...a mi gusto. Diferentes técnicas, punto, crochet, hardanger, cintas, punto de x, patch, bordado, charms que iba coleccionando en cada viaje a Creativa...






Y botones... muchos botones. Es como una última oportunidad para esos botones que muchas guardamos, al menos yo. Una afición heredada de mi madre,  más tarde descubrí que también mi suegra tenía y creo que muchas mujeres de esa genaración, niñas de postguerra, sin apenas estudios, pero grandes cocineras, cuidadoras,  economistas de su casa, que cuando una prenda estaba vieja, se quitaban los botones y se metían al bote, caja , tarro...Era reciclar por costumbre, no como ahora que es  moda.



Es una forma de rescatar recuerdos, y que quiero que estén, para representar a todos aquellos botones... de babys del cole, de trenkas, de sus vestidos, de camisas de mi padre...



 La primera casilla es mi inicial, no podía ser menos. Los bolillos es un atrezzo, yo no sé hacer bolillos.
También abundan los corazones, muchos corazones, me encantan. Creo que hay más 30.




 He querido plasmar mis aficiones: la música, la fotografía, la pintura, cocina, jardinería, este mundillo de internet...(con la @) a parte de la aguja e hilos, que es evidente.


A temporadas lo abandonaba, era como que se me acababa la inspiración. Luego lo retomaba con más ganas y se iba notando poco a poco el avance


El pequeño arbusto, representa las cuatro estaciones del año, el tiempo en definitiva, que no para.


El abeto de Navidad, mis paseos en bici, mi rincón de costura...



Mis ratos de lectura y sofá, otros de bordado en mi hamaca...




Y en medio de todos... un objeto que sin él... no soy nada, mis gafas. Son los años.



Habréis observado que hay varias casillas con temas infantiles, como la mudita, chupete, babero, vestido, pendientes  (unos de mi hija), la cigüeña...



...Pues es la última etapa del cajón y representan a una personita que está por llegar... mi nieta,  con la inicial de su nombre en el micro-bastidor: Vega. Ya va  quedando menos.




Ah!, el montaje va sobre cartón pluma con un poco de guata debajo de la tela.


Y gracias por quién haya llegado hasta aquí, ha sido un poco larga la entrada, lo he soltado todo de un tirón, pero tened en cuenta que ha sido lo de todo un año, bueno más, porque la última casilla que es un corazón con el año en que lo he acabado, lo tuve que descoser y cambiar el 5 por el 6, jeje, una que calculó mal.




Os dejo con las 123 casillas, la aventura ha acabado. Aún no tiene sitio destinado. Lo estoy pensando.





Gracias por vuestras visitas y comentarios.




lunes, 7 de marzo de 2016

Otro miniquilt y cosas de bebés



Aunque marzo no sea el mes de las flores, me he adelantado con éstas. Son dos de los bloques del Sal de las flores que  muchas hicimos con Natitxu. Es el segundo miniquilt que hago con ellas, el anterior, que ya os enseñé eran tres bloques y ahora he puesto dos.


Me he lanzado a acolchar a máquina el borde y ha quedado... así. Sé que necesito mejorar, je je.


Y de nuevo cositas de bebés porque raro es el mes que no nace alguno cercano a mi o de amigos de mis hijos así que ahí van unas cositas para ellos.


Esta mantita para David junto con un babero y una toallita de eructos de un trozo de recortes.




El perro ya venía con la mantita




Para Adriana mi hija compró unos botes de colonia y gel y como tenía muchas ganas de hacer las famosas cestas de Mari Carmen Trigueros, ésta era la ocasión.


Tengo que decir que ésta fue la segunda porque la primera la hice algo raquítica y no cabían las cosas bien. Así salió mejor



Le puse su inicial en el atrapasueños o dudú y en el hexágono central de la cestita. Iba envuelto en celofán pero ya os lo imagináis, no os quiero cansar con tanta foto.



El tercer niño que nació fue Mateo,  para variar le hice una funda para la cartilla sanitaria y el libro de vacunaciones


Y como ya os enseñé en una entrada anterior, he hecho un dos por uno. Es que Mateo tiene un hermanito que se llama Adrián, así vale para los dos.









Esto es todo por hoy. Ahora tengo que empezar a hacer una canastilla especial.  Y es que ¡ VOY A SER ABUELA!
Así que..a entretenerme ante la ilusionada espera de mi primera nieta, que quedan menos de cuatro meses. Una nueva experiencia y nueva etapa en la vida que muchas de vosotras ya conocéis.
Saludos para las que os acercáis por aquí.